¿Qué es innovar en Educación?

Vivir_es_f_cil_con_los_ojos_cerrados-621115369-largeHe tenido profesores que no me han gustado nada. Muchos. Más bien casi todos.

Como seguro que he dejado un reguero de alumnos a los que no les ha gustado nada (ni les gusta) ni mi estilo ni mi forma de trabajar en el aula.

Recuerdo a mi profesor de inglés de Empresariales allá por el curso 86/87. El hombre, supongo que con toda la buena fe del mundo, se empeñaba en tratarnos a los veinteañeros como alumnos de la antigua EGB: debíamos llevar tres libretas “tamaño cuartilla” siempre listas para ser revisadas por él en cualquier momento, gritaba como un descosido cuando a la mayoría de la clase (más de cien los había) dejaba de interesarle lo que contaba y se empeñaba, un día sí y otro también, en ponernos canciones en inglés de… los Beatles.

Efectivamente, estoy hablando de Juan Carrión. Un encantador, para muchos, profesor que quiso cambiar la metodología de su asignatura a través de la música. Pero a mí me hizo abandonar la asignatura. Me resultaba imposible entender que el inglés me iba a llegar a través de unas canciones que no me interesaban lo más mínimo con impresionantes broncas cada vez que se me olvidaba, a mis veinte años, pasar a limpio las letras de las dichosas canciones a esas libretitas (todavía las recuerdo) azules.

Por eso cuando vi al personaje creado por Fernando Trueba, y protagonizado por Javier Cámara, en la película “Vivir es fácil con los ojos cerrados” me llevé una sorpresa: se le había convertido, poco menos, que en un innovador educativo excepcional.

Pero no es lo que yo viví.

Su metodología no era participativa, ni original, ni revolucionaria. Simplemente, usaba canciones como otros usaban películas o documentales. Era una educación dirigida, autoritaria, rígida. Solo cambiaba el soporte.

Pero cuando una persona se convierte en un “valor añadido” para una colectividad rápidamente sus hagiógrafos empiezan a matizar, suavizar y mentir. Deja de ser una persona (con todas sus virtudes y defectos) para convertirse en un personaje al que todo el mundo quiere porque interesa al grupo, a la ciudad o a un colectivo. Y ya lo de menos es entrar en detalles. Hay que ensalzarlo.

Carrión tiene todo el derecho del mundo a reconocérsele su impresionante y admirable, por dilatada, carrera profesional en Educación. Y por ello hay que felicitarlo. Pero aunque es cierto que su vehemencia y grado de exigencia gustaba (y gusta) a muchos deberíamos evitar hablar de “innovación” en sus propuestas educativas.

Así evitamos confundir al respetable. Porque innovar en educación no consiste en sustituir libro de texto por canciones, ni lograr que se trabaje a base de broncas.

Innovar en Educación es otra cosa pelín más compleja.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

2 thoughts on “¿Qué es innovar en Educación?

  1. Vaya! me alegro de haber encontrado este artículo….
    La verdad es que no puedo expresar una opinión real de este profesor porque nunca asistí a sus clases, pero si que conozco a unos cuantos amigos que lo hicieron y que me contaban sus métodos didácticos, el día a día en su academia y cuando escuchaba esas anécdotas, me quedaba bastante sorprendida y no entendía muy bien por qué la gente seguía acudiendo a esas clases. De las canciones de los Beatles algo contaban pero de lo que más hablaban eran de sus gritos y de su falta de respeto con los alumnos porque vamos, se ve que el hombre era de insulto fácil. Tengo que reconocer que ese tipo de personas generan un amor infinito o un odio profundo en los demás así que hay muchos que hablan verdaderas maravillas y que a día de hoy aun le veneran y otros que como tú bien indicas en el artículo, han tenido que dejar las clases porque era un suplicio aguantar esa metodología.
    Bueno y todo este rollo es porque me ha alegrado toparme con este artículo, creo que es saludable que se conozcan las dos caras de la moneda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *