La casta es la casta

Hoy Iberdrola me ha cortado la luz porque La Caixa (donde tengo la nómina desde hace treinta años) devolvió un recibo al no tener dinero suficiente en la cuenta de las domiciliaciones… aunque en otras cuentas haya. Eso es lo de menos.

lacasta
Si es que os tenemos que querer…

Los bancos, esos que han recibido miles de millones de euros de los contribuyentes, ya no pierden el tiempo en “humanidades” ni sensiblerías con los clientes por muy veteranos que sean: si no tienes dinero te jodes. Haber pedido un rescate.

Y nuestra patriota y mimada Iberdrola más de lo mismo: le mandamos al pajarito una carta certificada y cortamos la luz aunque no tengamos constancia del acuse de recibo. Si la carta no ha llegado al buzón, se ha volado (mis buzones están fuera en la urba y a la intemperie) o el cartero se ha equivocado es tu problema, no el nuestro. Haber estado atento.

La lógica mercantil es aplastante y, las leyes, a su servicio… no al mío, que soy un mindundi.

Y cuando vas a pagar servil y humillado te notifican que en segundos le dan al botón para que recuperes tu dignidad pero que, amigo, darle a ese botón te va a costar 22,38€ en concepto de “coste de restablecimiento del servicio”. Por listo.

Y encima pretendían que le dedicara amablemente unos minutos a responder a un cuestionario de satisfacción “para mejorar el servicio”. Qué atentos.

Eso sí, lo primero que me ha dicho un ordenador es que “por mi bien” (¿?) van a grabar la conversación con la sudamericana que tienen contratada en régimen de externalización de servicios en Bogotá. No vaya a ser que los llame joputas sin motivo.

Con lo encantadores que son y lo que se desvelan por nosotros. No sé cómo se les ocurre pensar eso.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *