Deberes de verano para adolescentes (carta de un profe español)

1.- Por fin tienes tiempo para ti por la mañana. No hay que madrugar y puedes permanecer un rato más en la cama…. (atención: párrafo censurado por la casposidad hispana)…. ve ensayando contigo mismo. Tarde o temprano tendrás que “que dar la cara” y, antes, tienes que conocerte.

2.- La publicidad miente. Y lo sabes. Piensa la cantidad de veces que intentan engañarte a lo largo del día los anuncios en la tele, la calle, Internet… Ve forjando tu personalidad poniendo en duda estos mensajes manipuladores que usan palabras científicas o anglos para hacerse los importantes. Son los más fáciles de pillar por su ñoñez y simplicidad.

3.- Da el salto a las noticias “de mayores”. A los informativos, a la prensa… verás que también tratan de manipularte. Busca el origen oculto de las noticias, porqué las sueltan, quién sale ganando con ellas, cuáles son mentira o encubre un patrocinio interesado… Ve anotando las que creas que son realmente interesantes. Verás cómo no son tantas como parece.

4.- Hay muchas personas tóxicas que, para no dudar ellas de sí mismas, tratan de manipular a los que hay alrededor imponiendo una forma de ver las cosas. Localízalas. Son hábiles pero muy fáciles de pillar porque nunca ejercen la autocrítica. Siempre quieren tener razón. Huye de ellas y verás lo tranquilo que te sientes.

5.- Hay otras personas también muy problemáticas: aquellas que necesitan “pertenecer a algún colectivo” para sentirse algo (patria, equipo de fútbol, religiones o partidos políticos). Ríete un rato de ellos haciéndole preguntas sobre sus dogmas y cronometra el tiempo que tardan en ofenderse y cabrearse contigo. Es muy divertido. Puedes hacer tablas estadísticas con esos tiempos.

6.- No te avergüences de tu cuerpo. Es perfecto. El ideal publicitario sólo lo tienen un 1% de la población total de humanos. Supera los tabúes que la sociedad trata de imponerte, ve a playas nudistas y observa los que hay a tu alrededor: todos tenemos una teta más grande que otra, michelines o “huesos” desproporcionados, y pollas que nunca llegan a los veintitantos centímetros del Nacho Vidal ese. Disfruta de tu cuerpo. Tiene las mismas terminaciones sensoriales que la de tu vecino cachas y, por lo tanto, la misma capacidad de disfrute. Cuando vuelvas de esas playas retrocede al punto 1 😉

7.- Intenta poner en marcha algún proyecto para el que realmente no sirvas ni seas bueno. ¿Siempre te ha apetecido pintar? Pues pinta un lienzo ¿escribir? Escribe una novela. Qué más da lo mal que te salga. Guárdalo como recuerdo de tu “primer paso” hacia donde siempre querías ir. Dentro de diez años me cuentas.

8.- El silencio es bonito. Hay gente que no puede soportarlo y por eso está siempre con la música, la tele o hablando con sus amigos. Están mal. Pero que ellos estén mal y no puedan soportar su silencio no quiere decir que tú no puedas lograr estar en paz contigo mismo. Pruébalo. La soledad buscada es necesaria cada cierto tiempo. Haz un viaje de varios días solo. Con la mochila y la tienda de campaña. No hace falta tanto dinero y vas a conocer gente de todo tipo. Tú eliges con quién quieres estar.

9.- A tu alrededor, efectivamente, hay muchas drogas: tabaco, alcohol, fármacos… poderosas industrias que viven de la gente que no sabe no estar drogada. Vete un día de fiesta con los amigos y no pruebes nada. Verás cómo van desfasando a tu alrededor y comprueba a partir de qué momento/hora ya no merece la pena estar con tu amigo borracho. Déjalo con “su fiesta” y vete tranquilo a casa dando un paseo. Habrás ganado el día siguiente mientras tu amigo aún se recupera del resacón. Y no te preocupes, habrá follado lo mismo que tú, o sea, nada.

10.- Haz deporte. Relaja y te mantiene en forma. No hace falta ganar nada. Solo haz deporte por gusto. Además, es un buen sitio para intentar ligar siendo natural y sin artificialidades. A los guays se les pilla enseguida en ambientes donde no están “recubiertos” de cosas para hacerse los importantes.

11.- No hace falta ser simpático con todo el mundo. Selo con quien te dé la gana y con quien sea educado contigo. Al resto, simplemente, ignóralo. Y nunca te precipites juzgando a alguien por su “fachada”. Hay mucho vendedor de aspiradoras por el mundo con la sonrisa puesta todo el día.

12.- A tu edad gran parte de tu energía vital gira en torno a la sexualidad, por eso empiezas por la mañana por el punto 1. No tengas miedo a hacerte todas las preguntas que creas conveniente sobre ella. ¿Seré gay/lesbiana? ¿me gustaría hacerlo con dos? ¿me gustan madur@s o jóvenes? ¿quiero estar en pareja o libre para enrollarme con quien me dé la gana? Resuelve esas preguntas si es necesario “haciéndolo”. Muchas veces un@ hetero lo ha sido cuando probó una relación homosexual o alguien supo que quería tener pareja estable cuando estuvo con vari@s. Tantea.

13.- Recuerda: eres libre y tienes todo el derecho del mundo a equivocarte mil veces.

14.- Y, como dijeron Ortega y Gasset (dos tíos muy listos), “duda de todo”. Hasta de lo que te acabo de escribir.
15.- Y para nota. Verás cómo este “decálogo de deberes” no tiene tanta difusión en medios generalistas como la del profe italiano ¿por qué?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

One thought on “Deberes de verano para adolescentes (carta de un profe español)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *